Empresas de protésicos creadas por hombres trans

Empresas de protésicos creadas por hombres trans

Desde tiempos inmemorables las personas transgénero han recurrido al uso de diferentes calcetines para aparentar ciertas partes del cuerpo, como el pene en el caso de los hombres trans y el busto, en el caso de las mujeres trans, que no les crecieron debido a los cromosomas con los que nacieron.
El mercado de estos productos está enfocado a un nicho para quienes ya era justo y necesario, pero no tan diverso como quisiéramos. Las primeras "prótesis" de este material, fueron desarrolladas por empresas que hacían juguetes sexuales como dildos, pero aún existía la necesidad de tener un producto que fuera no sólo seguro para el cuerpo en cuestiones de salud, sino seguro para traerlo dentro de los bóxers o trusas.

 

Poco a poco fueron interviniendo otras personas de la comunidad para que estas prótesis tuvieran las características necesaria: buen tamaño, realismo al tacto, diversidad de colores, material lo suficientemente ligero pero lo suficientemente pesado para sentir el bulto entre las piernas y hasta hace 10 años una prótesis que permitiera orinar de pie y que tuviera la misma función de un dildo, sin estar todo el tiempo tan duro como uno.
Lo que necesitaba realmente eran empresas como Transthetics y FreeTom, compañías dedicadas a la creación de prótesis para hombres trans, hechas por hombres trans.
Otra empresa que ha sido revolucionaria en el campo de las prótesis es Transthetics, fundada por Alex, un chico trans que tenía la necesidad de tener una prótesis que le funcionara para todo tipo de actividades, aún si estas eran alpinismo, ciclismo, natación, que usualmente son evitadas por muchas personas transmasculinas que utilizan prótesis, porque se les pueden caer, mover y anteponerse en el camino de la actividad, convirtiéndola en una experiencia incómoda.
En 2014 comenzó en su propia cocina y hoy en día ya tiene tres modelos disponibles que están colocado entre los mejores del mercado por su utilidad y apariencia hiper-realista, junto al monstruo que es ReelMagik, la empresa más conocida y deseada por la comunidad, que originalmente comenzó en 2001 como una empresa dedicada a vender máscaras y prótesis para Halloween, TV y películas como departamento de efectos especiales.

¿Qué es la Metoidioplastía?

 

¿Qué es la Metoidioplastía?

Recordemos que el tratamiento hormonal con testosterona hace que el clítoris se desarrolle aumentando de tamaño y tiene el aspecto de un pene miniatura (durante el desarrollo fetal, el pene y el clítoris se desarrollan desde la misma estructura, así que son partes homólogas del cuerpo). El tamaño promedio que alcanza con el tratamiento hormonal es similar al tamaño de un pulgar, aunque varía de persona a persona. Coloquialmente, muchos chicos trans le llaman “micro pene”, así que este es el término que emplearé a continuación. Con la metiodioplastía, se ocupa este micro pene para hacerlo más similar a un pene de tamaño estándar y esta cirugía se puede hacer por fases, en una o varias intervenciones.

 

 

La metiodioplastía tiene un costo aproximado de seis mil a veinte mil dólares americanos.

 

Se corta el ligamento que fija el micro pene a la sínfisis púbica (la parte frontal de los huesos de la cadera) y con esto se consigue que se libere el tejido y se ganan unos cuantos centímetros más de longitud. Algunos cirujanos reacomodan ligeramente la estructura y practican una liposucción del área del monte de Venus para que el micro pene liberado sobresalga más, y ocupan la piel de los labios menores para aumentar el ancho de éste. A esto se le llama una metoidioplastía simple y es la más sencilla de las modificaciones genitales para chavos trans.

 

En la misma o en cirugías subsecuentes, se puede hacer un alargamiento de la uretra para que ésta pase por el nuevo pene para que el paciente pueda orinar de pie por sí mismo. Para esto, se utiliza parte de la mucosa del interior del cachete, lo cual es un procedimiento poco invasivo. También se pueden colocar implantes testiculares de silicona; usualmente para este punto se ha optado también por las cirugías de los órganos internos.

El resultado de una metoidioplastía es un “kit” genital de pene y escroto de pequeñas dimensiones. Fácilmente podríamos compararlo con los genitales de las esculturas griegas, que tienen la misma forma de los genitales típicamente masculinos, pero en pequeño.

Los Pros de la Metiodioplastía:
  • Se puede hacer por partes, así que el paciente puede decidir qué tanto desea modificar su anatomía.
  • Se retiene la sensibilidad erógena.
  • Es más barata que una faloplastía.
  • Las cicatrices se disimulan muy bien y no son muy visibles.
Los Contras de la Metiodioplastía:
  • El pene y el escroto siguen siendo más pequeños que el promedio.
  • Al ser una cirugía genital, hay posibles riesgos como infecciones en el canal urinario.
Sea cual sea tu decisión, debes tomar en cuenta que ésta cirugía es costosa y permanente.