Masculinización de rostro

 

 

CIRUGÍA DE MASCULINIZACIÓN DE ROSTRO

Técnica no quirúrgica

Al tener a un paciente que desea masculinizar su rostro, debemos de tener en cuenta siempre sus ideas y sus expectativas, para definir un plan de tratamiento. Tenemos que recordar que las áreas de mayor prominencia e impacto en un rostro masculino son la frente, la nariz, el hueso cigomático, los ángulos maxilares, el mentón y el cartílago cricoides.

 

Los rasgos faciales de un hombre y una mujer se diferencian en lo siguiente:

 

Frente

  • El cráneo masculino normalmente tiene el hueso prominente en zonas de senos frontales haciendo que sea más grande.

 

Pómulo

  • Los pómulos masculinos son más angulados y menos redondeados que los femeninos.

 

La manzana de Adán

  • Una de las diferencias más visibles entre hombre y mujer es que la manzana de Adán está situada en el centro de la garganta.

 

Nariz

  • La nariz masculina tiende a ser más larga que la femenina.

 

Mentón

  • El mentón masculino tiende a ser más largo y cuadrado con la base más plana.

 

Mandíbulas

  • Las mandíbulas masculinas son amplias y tienen prominencia del ángulo.

 

Técnicas quirúrgicas

  • Implante de cabello
  • Seno frontal
  • Reborde superciliar
  • Rinoplastía
  • Bichectomía
  • Disminución de pro-labio
  • Ángulo mandibular
  • Mentón
  • Cirugía del cartílago cricoides