FAM – Mastectomía

MASTECTOMÍA

​La mastectomía es un procedimiento que se debe ser realizado por un cirujano plástico debidamente certificado y con experiencia. Se debe lograr más que un pecho plano: idealmente, la mastectomía subcutánea da lugar a un pecho que tiene un contorno masculino agradable estéticamente, es totalmente plano y no tiene arrugas y tiene mínima cicatrización. El procedimiento consiste en eliminar la mayoría de la masa mamaria y el exceso de la piel. La reserva de pezones y aureola es suficiente si el complejo pezón-aureolar tiene el tamaño y forma adecuada, pero a menudo la reducción y reposición del complejo pezón-aureolar se aproximan a los pezones masculinos.

La elección de la técnica debe ser adecuada para el tamaño del pecho y la cualidad de la piel de los pacientes:

Pecho pequeño

El pecho pequeño con buena elasticidad de la piel debe ser eliminado con una incisión y cicatrización mínimas. Un modelo peri aureolar (o cicatriz en forma de U) se usa frecuentemente en estos casos.

Pecho moderado

El pecho pequeño con buena elasticidad de la piel debe ser eliminado con una incisión y cicatrización mínimas. Un modelo peri aureolar (o cicatriz en forma de U) se usa frecuentemente en estos casos.

 

 

 

Pecho grande

El pecho grande o pendular requiere una completa mastectomía (que incluye la remoción de pezones), con libre injerto del complejo pezón-aureolar a una nueva adecuada posición. Esta técnica afecta la sensibilidad significativamente, pero será la única opción para pechos grandes o inelásticos.

La piel que es inelástica (debido al uso de vendaje para el pecho) puede afectar negativamente el resultado e influirá en la elección de las técnicas de los cirujanos.

Riesgos y complicaciones

  • Hemorragia: la hemorragia es un riesgo de cualquier operación, pero la necesidad para la transfusión es muy improbable. Sin embargo, los cirujanos especialistas lo tienen muy en cuenta y siempre controlará la hemorragias.
  • Infección: las infecciones son muy raras.
  • Necrosis de pezones: el subministro sanguíneo del pezón se dañará por limitaciones de la operación y los pezones podrían morir. Si los pezones se usan como injerto, posiblemente no sobrevivan. Estas complicaciones son sumamente raras.
  • Cicatrización: las cicatrices de la aureola normalmente se curan bien. La cicatriz por debajo del pecho es más larga y ancha que la ya mencionada antes: sin embargo, una cicatriz elevada o excesivamente ancha es posible y se necesitará más tratamiento.