Reasignación de Sexo MAF

 

 

REASIGNACIÓN DE SEXO MAF

En el proceso de ayudar a personas que han experimentado conflictos entre su percepción sexual y las características físicas desde su nacimiento, lo cual en términos médicos se conoce como Disforia de género, el paso final es la Cirugía de Reasignación de sexo, esta cirugía transformará al órgano sexual para estar de acuerdo con el estado mental deseado para que la persona pueda llevar a cabo una vida más feliz y plena con su nuevo escogido género.

Sentando las bases de una nueva manera de vivir, es necesario prepararse buscando información pertinente a la cirugía antes de tomar una decisión, la cirugía de reasignación de sexo, que es considerada el tratamiento más importante de todos.

Es de suma importancia seleccionar el cirujano correcto que cuente con la suficiente experiencia y práctica en cirugías de reasignación de sexo, quien pueda entonces crear un órgano sexual femenino que luzca bello y natural, con una vagina profunda, proporcionada a la condición física, capaz de percibir mejores sensaciones sexuales.

Esto ayudará al paciente que se ha sometido a la cirugía a conectar su estado físico y mental, y ser capaz de llevar a cabo una vida normal y feliz.

 Las características que cualifican para la Cirugía de Reasignación de Sexo de masculino a femenino son:

  • El paciente debe tener mínimo 18 años. Para aquellos menores de 20 años, es requisito legal tener permiso para la cirugía de sus padres o tutor legal.
  • El paciente debe haber consumido constantemente hormonas femeninas por al menos un año.
  • El paciente debe haber tenido sentimientos femeninos por mucho tiempo o desde sus primeras memorias.
  • El paciente debe haber llevado su vida como mujer por lo mínimo de un año.
  • El paciente debe sentir disgusto por su propio órgano sexual como si fuese una parte excesiva de su cuerpo.
  • El paciente debe haber llevado a cabo un estudio mental, y sido certificado por un psiquiatra de llevar un estado mental normal y adecuado.

 

La cirugía plástica llevada a cabo para reasignar el sexo del paciente de masculino a femenino involucra el uso de piel, tejido y nervios sensoriales.

Objetivos

  • Transformar el órgano sexual del paciente lo más similar al órgano sexual femenino.
  • La cirugía hará posible que el paciente tenga una vagina tan profunda como su piel lo permita.
  • Todos los nervios sensoriales sexuales se mantendrán intactos en el clítoris femenino para tener sensaciones sexuales normales en esta área.
  • La cirugía plástica se realizará para que la herida sea en la medida de lo posible lo menormente visible.

 Técnicas del Dr. Mendez para la Cirugía de Reasignación sexual

  • Anestesia general es aplicada al paciente por un anestesiólogo especialista.
  • Una vagina nueva es creada entre el ano y el tracto urinario, aproximadamente 5-7 pulgadas de profundidad.
  • La piel que cubre el pene es utilizada para construir los labios menores, y la pared vaginal es consecuentemente cubierta con el injerto de piel del escroto.
  • El núcleo del pene es eliminado para disminuir hormonas masculinas.
  • Los testículos son eliminados para disminuir hormonas masculinas (orquiectomía).
  • El tracto urinario masculino es acortado y formado para que la orina fluya de manera biológicamente natural en las mujeres.
  • Las partes exteriores como los labios mayores, labios menores, tracto urinario y el clítoris son reconstruidos para lucir naturales y tan perfectos como el órgano sexual femenino con cual todavía se experiencia sensaciones sexuales como antes.